Ley de transacciones electrónicas: lo que implica para 2 millones de billeteras

Con la sanción de la ley de confianza para las transacciones electrónicas, las billeteras electrónicas seguirán funcionando, sin embargo, bajo niveles de seguridad y de identificación más estrictos, con el objetivo de contrarrestar delitos financieros.

En las operaciones que impliquen pagos, giros o transferencias de dinero, apertura y administración de cuentas, financiación y/o créditos gestionados por vía electrónica, se deberá utilizar medios de identificación electrónica con nivel de seguridad alto, según el artículo 102 de la ley de servicios de confianza para las transacciones electrónicas.

El trámite para obtener la identidad electrónica se realizará ante un “prestador cualificado de servicios de confianza”, que según la definición es el que presta uno o varios servicios de confianza cualificados y será habilitado por el organismo de supervisión.

El Ministerio de Industria y Comercio es la autoridad de aplicación de esta ley, por ende, responsable de la reglamentación de manera conjunta con los entes afectados al ámbito, como el Banco Central del Paraguay, Instituto Nacional de Cooperativismo, Comisión Nacional de Valores u otra dependencia equivalente.

El presidente de la Asoban, Beltrán Macchi, sostiene que las billeteras electrónicas continuarán funcionando, pero que lo harán bajo el nivel de seguridad alto, pues la lógica de la ley es igualar las regulaciones para todas las transacciones financieras.

“Necesitamos identificar plenamente a las personas que están detrás de un teléfono, en el mundo físico pedíamos fotocopia de cédula, eso no se puede digitalizar, en el mundo digital pedimos foto de ambos lados”, comentó Macchi.

NO IMPLICA MÁS COSTOS

Macchi recordó que son las telefónicas las que cargan una comisión del 5 % por los giros o transferencias, mientras que los bancos ofrecen el mismo servicio en forma gratuita y con el nivel de seguridad alto de la ley sancionada.

Según las telefónicas, actualmente se cuenta con 14.000 puntos de venta de las billeteras electrónicas, distribuidos en los más de 250 distritos del país. Además, son 1.932.708 billeteras activas. Los montos promedios transaccionados son de Gs. 150.000 y los niveles de seguridad están equiparados a los perfiles de riesgo, ya que no es lo mismo transaccionar montos menores, quemillones de dólares

Aldo Natalizio, de la Cámara de Operadores Móviles del Paraguay, aclaró que todavía se desconoce el costo que implicará pasar a un nivel de seguridad alto para una transacción y cuestionó que la generación de una identidad electrónica para las transferencias a través de las billeteras, significará ir hasta un intermediario que hoy no existe y que será creado en la reglamentación de esta ley.

EL BENEFICIO DE LA ALTA SEGURIDAD

El algo nivel de seguridad implica trazabilidad, algo beneficioso para el usuario lícito, pero un problema para estafadores, delincuentes y gente que mueve dinero sucio, según el proyectista, Sebastián García.

“Con la alta seguridad, un fraude o un error recae en el prestador. Hoy te vacían la billetera o se digita mal y perdiste”, concluyó.///HOY