Golpe en el bolsillo de los paraguayos: urgen reacción del equipo económico

La suba del precio del gas de uso doméstico, del combustible y de los productos de la canasta familiar es un fenómeno que se observa en toda la región debido a la fuerte inyección de paquetes fiscales para hacer frente a la pandemia del COVID-19.

La tendencia de un escenario peor no se descarta mientras que el Banco Central del Paraguay (BCP) parece estar registrando una realidad paralela y, en consecuencia, el salario básico sigue conveniente a unos indicadores poco sinceros. El impacto real se refleja en el deterioro de los ingresos de las familias paraguayas.

Al respecto, José Luis Rodríguez Tornaco, máster en economía y exviceministro de Industria, mencionó que “en la economía nunca hay almuerzo gratis, alguien va a terminar pagando la cuenta tarde o temprano y lo que se hizo hasta aquí es tratar de compensar esa situación económica complicada que había inyectando un total de 2.500 millones de dólares del plan de contingencia por pandemia en el mercado. Esa plata más tarde o temprano lo que se llama en economía se monetiza”.//La nación