Goleada y a la punta

Olimpia goleó 5-2 a Guaraní en el último juego de la cuarta fecha del Apertura. La gran figura fue William Mendieta, que marcó tres goles. El Decano es el líder absoluto del campeonato.

De alto vuelo. Como un clásico lo amerita. Olimpia y Guaraní, un espectáculo desde el primer tiempo. Sin dominador en el arranque o termino medio en el juego, la intensidad marcó el camino del partido y fue el local el que tuvo la ocasión más clara en el comienzo: Alfredo Aguilar descolgó un centro y salió de primera para habilitar a Néstor Camacho, que ganó la posición en medio de sus marcadores, encaró a Víctor Centurión pero definió sobre el travesaño. Antes que la colocación, eligió la fuerza y el balón no tuvo dirección de portería.

Pero el visitante no quedó observando ni tampoco fue conservador por ser visitante. Respondió y generó peligro. Se inclinó por derecha para aprovechar el talento de Marín en la velocidad y superar a Richard Ortiz en cada desborde. Guaraní fue controlando el desarrollo y condujo el duelo a su manera: dominio, triangulación y despliegue ofensivo con dinámica. Tras desperdiciar varias chances con Luis Caballero, Jorge Morel y el propio Marín, Rodolfo Gamarra le dio un toque de calidad al marcador.

Sobre los 37′, otra vez el carril derecho vio nacer el ataque hasta la línea de fondo para que, tras un centro, Gamarra acomode la pelota a su perfil, impida el rechazo del central rival y acomode sobre Alfredo Aguilar la pelota para romper el cero y darle justicia a la producción del equipo de Sebastián Saja. Pero dentro de la desorientación de Olimpia, la felicidad duró poco. Tuvo virtud para el gol, pero cometió un error individual para el empate.

A los 41, el Decano tuvo un tiro de esquina en la punta izquierda del ataque y William Mendieta se encargó de la ejecución. No buscó el gol olímpico, pero sí provocar alguna equivocación con el tiro cerrado. Fue así. Wilson Pittoni ocupó el primer palo y sacó el cuerpo en la confianza de que el balón terminaba afuera. Pero el volante perdió la orientación del arco y al dejar pasar la pelota, le dio el tanto al Olimpia. El propio arquero Centurión se vio sorprendido por la jugada y no tuvo tiempo para reaccionar.

Olimpia comenzó mejor en la segunda etapa y Mendieta estuvo a punto de anotar, pero estaba en posición adelantada. El decano llegaba con peligro y los defensores de Guaraní comenzaron a equivocarse.

Guaraní, las veces que llegaba, también lo hacía con peligro y desnudaba algunas falencias de los decanos en defensa. A los 60 minutos el balón llegó al área para Montenegro, Imperiale se le tiró a los pies y el árbitro cobró el penal del que se encargó William Mendieta para poner en ventaja a su equipo.

Minutos después se produjo una jugada por la derecha, el balón llegó al medio y William Mendieta apareció para anotar el hat-trick. Guaraní ya no se recuperó de ese golpe y Olimpia siguió atacando con todo. Mauricio Cuero, que recibió varios reclamos de los hinchas, anotó el cuarto que sentenció el encuentro.

Parecía que el partido se iba con este resultado, pero Julián Benítez ingresó y anotó el quinto para el Decano. Gabriel Esparza, en la jugada siguiente, descontó y el partido se fue con una gran diferencia de Olimpia, que fue mejor en la segunda etapa y ahora es el único líder.

Fuente: Abc Color

Deja un comentario