Tiroteo: incautan cocaína, avioneta y armas

Agentes antidrogas intervinieron una pista clandestina en San Pedro, donde se desató un tiroteo, tras lo cual se detuvo a una docena de personas, entre ellas policías. Incautaron una avioneta, estimativamente 400 kg de cocaína y armas de grueso calibre.

El procedimiento se realizó en un establecimiento rural ubicado en la localidad de Huguá Guazú, distrito de General Elizardo Aquino, departamento de San Pedro, donde fueron detenidos un boliviano, cuatro civiles paraguayos y siete policías locales, según reportes preliminares.

Los sospechosos se enfrentaron a tiros con los intervinientes, pero fueron reducidos y desarmados sin ninguna baja o heridos, según informó Arnaldo Giuzzio, ministro de la Senad, a ABC Cardinal.

Dentro de la avioneta se encontraron drogas, que aún no fueron cuantificadas con precisión aún. “Presumimos que es cocaína y presumimos que son más de 400 kilos porque es lo que estima la carga de este tipo de avionetas”, indicó a ABC Cardinal la fiscal interviniente Lorena Ledesma.

También se encontraron armas largas, entre estas las reglamentarias de los policías. La aeronave acababa de aterrizar en la pista clandestina cuando ingresaron los intervinientes.

También se incautaron vehículos que probablemente eran usados para el transporte de la droga hasta la pista clandestina. El operativo estuvo encabezado por la fiscala Ledesma y fue materializado por agentes de la Senad.

POLICÍAS UNIFORMADOS Y CON ARMAS REGLAMENTARIAS

La fiscala Ledesma confirmó igualmente que los siete policías detenidos “están vestidos con el uniforme” y se cree que “estaban dando cobertura al grupo que estaba aterrizando con la droga, porque, apenas ingresamos, lo que hicieron fue repeler y empezar a disparar”.

La agente del Ministerio Público se abocará posteriormente a investigar la relación de los uniformados, quienes efectivamente abrieron fuego contra los intervinientes con su armas reglamentarias.

“Sí, son armas reglamentarias y ellos reconocen que son armas de su propiedad. Una sola correspondería al grupo de personas que serían civiles. Ellos dicen que pertenecen al departamento de Inteligencia”, agregó Ledesma.

Preliminarmente, los uniformados detenidos refirieron que supuestamente estaban en un “operativo”, pero los datos de la ubicación que dieron no corresponde a la zona, lo que hace dudar de su intento de coartada.

“Habría que corroborar esa información. Los datos que me facilitaron responden a una comunicación que sí realizaron de que estaban dentro de un procedimiento, pero no se ajustan a las coordenadas de los procedimientos que nosotros estamos haciendo; no corresponden a este lugar”, agregó./ABC COLOR

Deja un comentario