Seamos sinceros, no es momento del Grupo Lince en Misiones y ojalá nunca lo sea

Así es, no es momento del Grupo Lince en Misiones, y por varias razones que puedo enumerar, en primer lugar, es mentira que en Misiones reina la inseguridad, es cierto, existen motochorros en Ayolas, San Ignacio, Santa Rosa y San Juan, ¿pero de cuantos motochorros estamos hablando? Este año escuché un solo caso de ataque en Santa Rosa, uno en San Ignacio, y ahora hace poco en Ayolas, ¿pero la situación es como para descontrolarnos y pedir auxilio por tres o cuatro casos de ataques a un grupo especializado que cuesta mucha plata para mantenerlo? Creo que no, se puede solucionar con los policías locales como bien lo dijo esta mañana el Crio. Ppal. Virginio Recalde director de la Policía Nacional de Misiones.

Por Esneider Meza Enciso (esneidermeza@digitalmisiones.com.py)

En San Juan se alarmaron porque un hombre agredió brutalmente en la vía pública y plena luz del día a un niño de 12 años que estaba saliendo del colegio, es grave, pero los agentes del Departamento de Investigación que tiene funcionamiento en Misiones ya detuvieron a este sujeto. ¿Y después? ¿Lince para San Juan Bautista?

¿Lince para San Ignacio? Bueno, en esta ciudad ocurrieron varios hechos alarmantes, dos mujeres que estaban en moto, recibieron disparo de arma de fuego por parte de un hombre en la compañía ”San Juan Potrero” a las 22:30 horas aproximadamente, el sujeto realizó un disparo, la bala le alcanzó a una en la mano, la misma bala hirió a la otra en el abdomen, no es que a las dos se les quiso asesinar, se sospecha que el problema pudo haber sido pasional, en este caso particular, teniendo o no Lince, probablemente el hecho se iba a consumar esa noche, al día siguiente o en cualquier momento, no se trató pues de un robo, o sea, no hay policía que pueda detener, además Lince es para velar por la seguridad en las calles de la ciudad, ¿y en San Ignacio, cada cuanto se produce un robo callejero? Los hechos de violación; lamento que hayan ocurrido, es lo más bajo que un hombre pueda hacer, abusar de una mujer, es muy grave, pero ambos casos ocurrieron al costado de la ruta uno en la localidad de ”Tahyity” distante a 8 kilómetros de la ciudad, ¿se imaginan un
agente del Lince recorriendo por esos lugares a las 05:30 horas? Acaso la patrullera no puede hacer ese recorrido?, se tiene patrulleras, falta más combustible, entonces, que el municipio ignaciano apoye más, que el concejal Atilio Meza, su hermana y compañía, dejen de burlarse de la gente con los combustibles de la Junta y podemos solucionar muchas cosas allí.

¿En Santa Rosa? No hace falta Lince en Santa Rosa, ni en San Patricio, Santiago, o Villa Florida. En Santa María ocurrieron dos robos hace algunos meses, pero también los policías del Departamento de Investigación detuvieron a los responsables.

Otros puntos; tenemos varios departamentos que no tienen infraestructuras, como el de Investigación, Criminalística y Antiabigeo, dotemos primero a los que tenemos antes de pensar en otro. Para que Lince funcione en Misiones, se debe de tener un predio, construir una nueva comisaría, un costo operativo de 100.000 guaraníes por día en combustible para cada motocicleta y generalmente son 10 personales con sus respectivas motos, o sea, ahí tenes en forma mensual 30 millones de guaraníes, en un año 360 millones de guaraníes solo en combustible, cuya plata tiene que salir de los municipios o Gobernación, ya que Lince recién desde el próximo año formará parte del PGN.

Celebro que nuestros policías hayan recibido capacitaciones por parte de los agentes panameños, es buenísimo, pero para Asunción, Ciudad del Este, Encarnación, Pedro Juan Caballero, no para San Ignacio en estos momentos, ajustemos lo que tenemos, exijamos más a nuestros policías, a nuestros concejales, intendentes, al nuevo Gobernador para que construyan las obras que faltan, insistiendo en políticas públicas.

No es posible que en Ayolas a un grupo de ”jovencitos” que se hacen los machos y se convierten en motochorros no se les pueda controlar con policias locales, no estamos ante criminales organizados, son jóvenes que usan pañales en el mundo delictuoso o criminal.

No caigamos como misioneros en ideas propias del populismo absurdo, que sea del populismo proactivo y responsable. Seamos sinceros, no es momento del Grupo Lince en Misiones y ojalá nunca lo sea, si, ojala nunca lo sea, porque sueño que la seguridad misionera y del país encuentre soporte en más escuelas, colegios, universidades o centros de capacitaciones, que en comisarias y grupos de policías.

Deja un comentario