Salud admite flexibilización de cuarentena

CON CONTROLES. Doctor Guillermo Sequera, director de Vigilancia de la Salud, dice que hay que empezar a liberar gente. Añadió que “tenemos que enfermarnos para poder ganar inmunidad”.
Contagio. El Dr. Guillermo Sequera señala que la meta no es frenar la epidemia
Contagio. El Dr. Guillermo Sequera señala que la meta no es frenar la epidemia, sino enfermarnos de a poco.
El mismo epidemiólogo que hablaba de quedarse en casa para evitar contagios masivos de Covid-19, anoche señaló que se debe empezar a analizar la flexibilización de la cuarentena y que hasta es conveniente empezar a enfermarnos, pero de manera controlada.

El Dr. Guillermo Sequera, director de Vigilancia de la Salud del Ministerio de Salud Pública, lanzó en el panel del programa Coronavirus, de Telefuturo, que los números por ahora son favorables, ya que se logró retrasar el pico de casos y hasta sería efectivo empezar a liberar gente joven de manera controlada. Esto, atendiendo también a que de manera estructural se está un poco mejor, con la ampliación de camas en los hospitales y los médicos que ya están mentalmente más preparados y con las herramientas necesarias para enfrentar la pandemia.

Señaló que ese pico que se esperaba para la segunda quincena de abril, que se veía gigantesco, se está reduciendo y que el peor escenario se está alejando y se está achicando.

“No nos conviene frenar del todo la epidemia, porque si frenamos la epidemia lo que estamos haciendo es evitar enfermarnos, que suena bien, pero en algún momento nos vamos a enfermar. Lo que tenemos que controlar es que nos enfermemos, pero lentamente”, deslizó.

Ahora bien, porqué hay que enfermarse, “para ganar inmunidad”. “Pero a quién elegiríamos para que se enferme, suena duro… a los jóvenes”, dijo Sequera. Pero también resaltó que hay que tomar en cuenta ciertos factores, pensar desde el punto de vista poblacional, qué rubros económicos, qué tipo de población tienen, qué sectores territoriales se pueden liberar, pero controlando, que sea la población sin factores de riesgo, la gente que tiene que sostener económicamente al país.

Refirió que en el transcurso de la semana se tendrá un poco más claro el escenario, que los jóvenes que sean liberados, tendrán que tomar precauciones para no contagiar a sus padres, a sus abuelos, a la población de riesgo.

El médico intensivista Gabriel Preda enfatizó también que en la epidemia hay que necesariamente administrar pobreza aunque suene duro. “El que tiene chance de sobrevivir debe ir a terapia intensiva, el que no tiene chance de sobrevivir, hay que hacer cuidados paliativos. En cuanto a mortalidad en terapia intensiva, groso modo hablamos del 40 a 60% en países de Europa, aquí en Paraguay estamos en 100% de mortalidad con seis fallecidos. Es un efecto volumen, de gravedad de los pacientes, de la falta de experiencia de la enfermedad, entra todo eso en juego”, indicó.

Fuente: UH