Recuerdan prohibición de sacar dinero del salario a las empleadas

El Ministerio del Trabajo recordó que los empleadores de trabajo doméstico tienen prohibido descontar la alimentación o la habitación del empleado en el marco de la nueva ley que rige para estos trabajadores. Además, no puede emitir factura por los servicios que presta como personal doméstico.

La semana pasada se promulgó la nueva ley que establece que el salario para el personal doméstico se rige ahora con los parámetros del salario mínimo. Anteriormente, era de solo el 60%. En este contexto, surgieron muchas dudas en cuanto a cómo registrar estos trabajadores, que la Asociación de Trabajadoras Domésticas estima en unos 220.000 en todo el país.

El Ministerio de Trabajo recordó cuestiones puntuales e importantes, como por ejemplo la prohibición de que cualquier patrón que pague un salario mínimo a su personal doméstico le descuente la alimentación y el pernocte (sin retiro).

Ante la pregunta de si el contrato firmado con el empleado debe incluir estos elementos, el Ministerio de Trabajo respondió que no necesariamente y que es una cuestión que se tiene que convenir entre ambas partes. Es decir, puede incluir o no dentro del contrato, pero jamás se le puede sacar dinero de su salario al empleado por comida y habitación.

Otra de las cuestiones muy debatidas giró en torno a si un trabajador doméstico podía o no emitir facturas en vez de estar inscrito en el Instituto de Previsión Social. La respuesta del Ministerio de Trabajo es no.

La factura de parte de un trabajador doméstico solo puede emitirse si es que este trabajador no está subordinado al empleador y presta servicios con su propio producto. Es decir, si vende, por decir, mercaderías.

En cuanto a la inscripción en IPS, el Ministerio de Trabajo recordó que es obligatorio con la única excepción de que la persona sea independiente “sin habitualidad ni subordinación y realice el trabajo con sus propios productos”.

El trabajo doméstico general implica el aporte del 9% (G. 197.355) para el trabajador y del 16,5% (G. 361.818) para el empleador en base al salario mínimo de G. 2.192.839. El trabajo general también puede calcularse por jornal (G. 84.340) a partir de 18 jornales.

En el trabajo doméstico parcial, los porcentajes de aporte son los mismos, pero sobre el salario real cobrado de entre 16 y 32 horas semanales, dependiendo de cada caso específico.

Para más información sobre casos puntuales, el Ministerio de Trabajo brinda el correo electrónico mujertrabajadora@mtess.gov.py o el teléfono (021) 490-930. También se puede acudir a las oficinas del Servicio de Atención de Asuntos Laborales, en la sede de Herrera y Paraguarí, de lunes a viernes de 07:00 a 15:00./AbcColor