Reclusos fabrican 2.800 velas y recrean Tañarandy en cárcel de Misiones

Personas privadas de su libertad en la Penitenciaría Regional de Misiones realizaron por primera vez el Viacrucis de Tañarandy tras las rejas. Con la fabricación de 2.800 velas, los reclusos vivieron un momento muy emotivo durante el acto religioso.

Por Mary Glezcu; Última Hora.

La procesión del Yvaga Rape, que se realiza en la compañía Tañarandy, del distrito de San Ignacio, Misiones, fue cancelada por primera vez en 28 años ante el brote del Covid-19 en Paraguay.

Sin embargo, el tradicional Viacrucis, con las características de este evento que cada año reúne a miles de fieles, fue realizado por las personas privadas de libertad en la Penitenciaría Regional de Misiones durante el Jueves Santo.

El acto, que inició alrededor de las 17.30, fue organizado por los internos, quienes vivieron a pleno la Semana Santa. El patio de la penitenciaría estuvo decorado con 2.800 velas encendidas, lo que caracteriza al Viacrucis de Tañarandy.

Con la imagen de la Virgen de los Dolores y la presencia de internas vestidas con atuendos de la Virgen María que portaban antorchas encendidas, se realizó el recorrido de las 14 Estaciones.

Alejandra Mendoza, directora de Bienestar y Reinserción Social del Ministerio de Justicia, manifestó a Última Hora que del acto religioso participaron los internos del pabellón católico y las internas del pabellón de mujeres.

Contó que la idea le surgió el martes pasado a Manuel Martínez, administrador del penal de Misiones, quien se comunicó con el artista Koki Ruíz, creador del evento en Tañarandy, a quien le pidió una idea para hacer esta celebración dentro del recinto penitenciario.

Fue así que el artista les sugirió la fabricación de velas encendidas con apepu y grasa de cerdo para iluminar el sendero. Los intensos trabajos iniciaron ese mismo día.

Koki Ruíz les prestó antorchas, cruces, takuaras, las imágenes de Cristo y de la Virgen María, que no estaban en los planes, ya que las personas privadas de libertad solo contaban con las velas para el acto.

“Fue una locura; es la primera vez que se hace esto en un penal en el país. Fue un pedazo de luz en el penal. La tradición de Tañarandy luego de 28 años se vio cortada, sin embargo, tuvimos el Tañarandy en el penal”, expresó.

Aseguró que los reclusos vivieron un momento muy emotivo y que les encantó esta actividad y anhela que se pueda volver a realizar en los próximos años.

Por su parte, Manuel Martínez, administrador de la Penitenciaría de Misiones refirió a Última Hora que preguntó al artista Koki Ruíz si no tendría algún retablo o algo que le haya sobrado de alguna actividad de Tañarandy para hacer una conmemoración y algo diferente en el penal en esta Semana Santa.

“Él me dijo que no tenía nada, que esas cosas no se guardan y me enseñó a hacer las velas con el apepu, también me dijo que me iba a regalar 10 luminarias que tenía y me prestó las vestimentas de las mujeres”, expresó.

Contó además que el artista le manifestó que le entusiasmó la idea, que no podía dormir y le prometió que le enviaría la Virgen. Dijo que logró contactar con los estacioneros que trabajan cada año con Ruíz, buscaron los apepu y empezaron los trabajos.

“Los estacioneros se emocionaron mucho porque cuando se suspendió Tañarandy ellos pensaron que ya no iban a cantar”, refirió.

Dijo que los reclusos estuvieron muy emocionados, inclusive, había algunos que lloraban en el acto. “Los internos estaban muy emocionados, ellos no creyeron, solo veían en la tele y no creyeron que se podía hacer en el penal”, refirió. Fuente: Última Hora