Padre ejemplar que fomenta responsabilidad

El artesano de madera rústica Catalino Ramírez Acuña (62), del barrio Yata’i de la ciudad de San Juan , señaló que el trabajo a nivel familiar y en unidad permite el crecimiento de los hijos con responsabilidad.

Catalino Ramírez Acuña con sus nietos Nelson (i) Andrés (camiseta Cerro), Luna Marina, Junior y Armín (d). Viven en San Juan Bautista, Misiones.

“Nos ayudamos mutuamente porque el trabajo familiar permite sostener el hogar”, dijo al tiempo de señalar que la misión del papá es cuidar, proteger y educar a los hijos. También acompañarles y enseñarles a ser responsables.

Ramírez Acuña, casado con Cesarina Obregón (60), tiene cinco hijos, cuatro mujeres y un varón, todos adultos, cada uno en su lugar de trabajo y otros que ya formaron su propia familia. Don Catalino, de día, queda en casa con los nietos con quienes comparte el día y el trabajo artesanal. De los cinco hijos, tres lograron terminar el bachillerato, pero los demás tienen la base de la escuela y el nivel medio, dijo.

Recordó que trabajó por muchos años en establecimiento ganadero y que luego vino a la ciudad y se dedicó, desde hace 12 años, a la artesanía de madera rústica, con ayuda de sus hijos y nietos. “A mis hijos quiero agradecerles porque siempre me ayudaron en el taller que tengo en casa”, manifestó.

Fuente: Abc color