Pacientes recuperados del COVID-19 pueden sufrir de “síndrome de fatiga crónica”

Un porcentaje de pacientes recuperados del COVID-19 empieza a sufrir lo que se conoce como “síndrome de fatiga crónica”, caracterizado por un continuo estado de cansancio y dificultades para dormir. Se estima que el 30% de los contagiados puede padecer este mal.

En entrevista con Radio 1000, el doctor José Fusillo, presidente de la Sociedad Paraguaya de Neumología, habló sobre las secuelas que deja en el organismo el virus del COVID-19.

Según indicó, todo depende del organismo de cada persona, por lo que no en todos los casos se verán consecuencias negativas en aquellos pacientes que hayan superado la enfermedad.

Estimaciones de los profesionales refieren que un 20% de los contagiados desarrollan una neumonía, indicó. En ciertos casos, se producen como “cicatrices” en los pulmones en un proceso denominado fibrosis pulmonar, lo cual ya se había visto hace unos meses en los pacientes recuperados en China.

Fusillo indicó que este tipo de secuelas ahora se están viendo en otros países del mundo. En el caso de nuestro país, aún no existen datos muy precisos teniendo en cuenta que recién ahora se tiene mayor cantidad de pacientes recuperados.

El médico reveló que lo que sí están viendo últimamente en pacientes recuperados es el llamado “síndrome de fatiga crónica”, caracterizado por un cansancio permanente y generalizado no solo físico sino también mental que puede ir vinculado a problemas para mantener la concentración y trastornos del sueño.

Se cree que la aparición de esta secuela puede tener relación con algún daño cerebral que eventualmente haya generado el virus del SARS-CoV-2 en el organismo de la persona, acotó.

Se habla de que alrededor del 30% de los pacientes puede llegar a generar este síndrome de fatiga crónica, según Fusillo./HOY