Obispo Collar pide promover unidad, justicia y esperanza

SAN JUAN BAUTISTA. El obispo de Misiones y Ñeembucú, monseñor Pedro Collar Noguera, dio a conocer algunas orientaciones pastorales para los meses venideros, en el marco de la pandemia del COVID-19. Pidió a los fieles católicos promover la unidad, la justicia, la esperanza y brindar testimonios de amor hacia los pobres, oprimidos, descartados y desorientados.

Monseñor Collar Noguera señaló que mantuvo reuniones con los organismos de la Diócesis como el Consejo de Pastoral, Consejo Presbiteral y Consejo de Asuntos Económicos. Los asesores y coordinadores recomendaron dar algunas orientaciones pastorales para los próximos meses, manifestó en su carta.

El obispo diocesano hizo un llamado a los fieles a seguir cultivando en el hogar los valores que consolidan a la familia, como el diálogo, la oración, paciencia y ayuda mutua.

“Hoy, más que nunca, la Iglesia está llamada a promover la unidad, la justicia y a gritar la esperanza cristiana a testimoniar su amor a los pobres, a los oprimidos y a ser voz del pueblo, de los pequeños, de los descartados y de los olvidados”, expresa el obispo Collar Noguera.

Pidió que en esta cuarentena se acompañe las celebraciones eucarísticas transmitidas por las redes y los medios de comunicación, sin necesidad de acudir a los lugares de culto, “sabiendo que la familia es la iglesia doméstica”.

Según el obispo, la vida en familia hoy es una experiencia nueva donde sus miembros se encuentran, se escuchan mutuamente, descubren nuevos talentos y valores y se siente amada por Dios y enviada a otros hogares.

Añade que los responsables de las distintas áreas pastorales coordinadamente asumirán el programa presentado para este tiempo, con el fin de seguir en comunión como Iglesia, orando y reflexionando a la luz de la palabra de Dios.

Monseñor Collar pide a los feligreses promover la caridad, la justicia y la solidaridad entre las personas y las familias, principalmente a favor de las que están confundidas, desorientadas y desilusionadas.

Recordó la reflexión del Concilio Vaticano II y la orientación del papa Francisco, quien ha señalado que cada uno de los bautizados, cualquiera sea su función en la Iglesia y el grado de ilustración de su fe, es un agente evangelizador.

Fuente: Abc Color