Misiones; profesor tiene a su cargo siete grados y la dirección de su escuela

En la localidad de Tava’i Rugua, Yabebyry Misiones, el Prof. Orlando Diaz Quiñónez, enseña a niños desde el preescolar hasta el sexto grado, además, ejerce el cargo de director de la institución. Una niña del primer grado, se traslada a caballo unos siete kilómetros para estudiar.
La voluntad de este docente es tan grande, que para enseñar, tiene que viajar todos los fines de semana desde San Ignacio hasta la compañía Tava’i Rugua, distante a unos 40 kilómetros de la ciudad de Yabebyry Misiones y quedarse allí de lunes a viernes.

En contacto con Radio Sanguri FM 90.7, señaló que actualmente está llevando cuatro grados a la tarde, desde el preescolar hasta el tercero; y a la mañana, desde el cuarto hasta el sexto grado.

“En realidad no tenemos dentro del sistema el preescolar, pero como que en la comunidad está una niña que el próximo año cursará el primer grado, ya le estoy enseñando algunas cosas para que le sea más fácil después” expresó el docente.

En total tiene veintiún alumnos; uno en preescolar, tres en el primer grado, cinco en el segundo, dos en el tercero, cuatro en el cuarto, dos en el quinto y cuatro en el sexto grado.

“Es muy diferente la vida acá en comparación con lo que nos acostumbramos a ver por San Ignacio o Santa Rosa, el año pasado, un padre me dijo en el momento de la inscripción que no quería que su hijo pase lo que él pasó, era un señor cuyas características delataba que llevaba una vida muy difícil, y eso al pasar los días, me pesó bastante, por eso mi compromiso es triple con ellos” dijo Orlando en otro momento.

A pesar de que cuenta con la merienda y almuerzo escolar proveído por la Gobernación de Misiones, lo más urgente que necesita la escuela es contar con un piso, solo se cuenta con una carpeta, también mejorar el estado del camino, añadió.

Orlando, con dos rubros, desde el 2017, lleva los siete grados, y por ser director, percibe un plus solamente de 200.000 guaraníes, muy por debajo de lo que debería cobrar por tal responsabilidad.

“Yo no me quejo, para eso tomé el compromiso, pero creo que estas familias, deben recibir más asistencia” fueron las palabras del verdadero héroe de la educación.

En la comunidad, un enfermo suele viajar desde Yabebyry dos veces por semana para asistir a los pobladores. “No tenemos doctor, un enfermero suele venir dos veces por semana, trae algunos medicamentos y atiende a la gente en un puesto que está frente a la escuela” señaló al respecto el mencionado entrevistado.