Madre e hija fueron remitidas a la cárcel de Misiones por violencia familiar

Una mujer y su hija fueron trasladadas hasta la Penitenciaria Regional de Misiones por violencia familiar, según la denuncia, las dos junto con otro de los hijos (menor) habían golpeado brutalmente al padre incluso con un látigo, el hecho había ocurrido en la localidad de Itá Yvate distrito de Carapeguá.

Según informó el corresponsal de Abc Color de Carapegua Emilce Ramírez, que el fiscal Villagra imputó a una mujer de 38 años de edad y a su hija de 19, domiciliadas en la compañía Isla Ybaté de esta comunidad, por el supuesto hecho de violencia familiar.

El representante del Ministerio Público solicitó a la jueza Penal de Garantía de esta ciudad, Gloria Garay, la prisión preventiva para ambas mujeres.

Atendiendo a la solicitud fiscal, la jueza ordenó la prisión preventiva y la remisión de la madre e hija a la cárcel de Misiones, en el pabellón de mujeres.

Los efectivos policiales de la comisaría local en cumplimiento al Oficio Nº 1425, dictado por la jueza Garay, procedieron esta tarde al traslado de las mujeres hasta Misiones.

Por otra parte, el representante del Ministerio Público solicitó al Juzgado de la Niñez y la Adolescencia la detención de un menor de 15 años, integrante de la misma familia, quien habría golpeado con látigo a su padre.

ANTECEDENTES
El sábado último a las 14:30 aproximadamente en la compañía Isla Ybaté de esta ciudad, los vecinos denunciaron que el padre de la familia fue brutalmente golpeado con látigo por su hijo y que también su hija y esposa le agredieron con lo que encontraban a su paso.

El problema familiar se habría originado tras el regaño que le hizo el padre a la hija por embarazarse y que sería una carga más para él. Esta situación subió de tono y las mujeres comenzaron a agredir con objetos contundentes al hombre, lo que le ocasionó una herida cortante en la cabeza. El menor de 15 años también habría golpeado con látigo a su padre, lo que le produjo una herida en el rostro lado derecho.

Los vecinos, cansados de la constante agresión física y verbal que recibía el padre de familia, decidieron filmar el hecho y una de las hermanas de la víctima presentó formal denuncia contra la esposa del hombre y sus dos hijos.

En su declaración el hombre, en su afán de querer minimizar el hecho, manifestó ante el Ministerio Público que fue solo una discusión de familia. La violencia familiar –física o psíquica– es calificada como crimen de acuerdo a lo que establece la Ley N° 4268/2012 y tiene una pena privativa de libertad de uno a seis años de cárcel.

Leave a Comment