Los protagonistas de 1811

Hace 207 años, compatriotas valientes tuvieron el coraje de enfrentarse a los colonizadores españoles, dejándonos libres luego de tres siglos de opresión. La mayoría de los protagonistas que nos proclamaron una república libre, fueron jóvenes.

Durante muchos años, el Paraguay formó parte de España. Los paraguayos, cansados de las desigualdades, injusticias y maltratos por parte de los españoles, decidieron enfrentarlos y luchar por ser libres.

Entre las causas de la sublevación, se pueden mencionar algunas más relevantes, destacadas por varios historiadores. En primer lugar, el régimen político y económico de España marginó sustancialmente a los paraguayos, ocasionando desprecio por parte de los compatriotas.

Asimismo, en el orden económico, otra causa fue el establecimiento del Puerto Preciso de Santa Fe, donde se obligaba al Paraguay a pagar altos impuestos por sus mercaderías, lo que llevó al debilitamiento del comercio nacional.

El Paraguay era una provincia que pertenecía al Virreinato del Río de la Plata y, por lo tanto, dependía de Buenos Aires. Por ese motivo, cuando se produjo la Revolución de Mayo y la destitución del virrey del Río de la Plata se dio inicio a un proceso que llevó al Paraguay a ser independiente.

La gobernación de Buenos Aires envió a José Espínola y Peña al Paraguay con el objeto de que éste lograra someter a la “provinvia rebelde”, pero fracasó en forma absoluta. A raíz de ello, la Junta porteña envió al general Manuel Belgrano y sus tropas al Paraguay. Dicho jefe militar fue derrotado por los paraguayos en forma sucesiva en las batallas de Paraguarí y Tacuary.

INDEPENDENCIA ADELANTADA

De acuerdo al plan original revolucionario, Fulgencio Yegros, que se hallaba en Itapúa, marcharía con su gente hasta Cordillera, donde se le acoplaría Manuel Anastasio Cabañas con otro grupo de patriotas para encaminarse hacia la capital. Otros fieles a la revolución también se dirigirían hasta Asunción desde distintos puntos del país. La revolución iba a perpetrarse el 25 de mayo, según el historiador Julio César Chaves.

Además, se sumaría Blás Rojas de Aranda, quien se encontraba en Corrientes al mando de tropas paraguayas. En Asunción, los oficiales sublevados entregarían los cuarteles a los revolucionarios. Sin embargo, Velasco habría sido alertado sobre los planes, por lo que se tuvo que adelantar la revolución.

Cuando se enteró de ello, Iturbe avisó a Caballero y junto con otros conspiradores iniciaron las reuniones secretas en la casa de la familia Martínez Sanz, la actual Casa de la Independencia. Finalmente, decidieron dar el golpe el 14 de mayo sin la presencia de Cabañas y Yegros, que eran directores de la revolución, y Caballero asumió el liderazgo de la revuelta.

INICIA LA REVOLUCIÓN

En la noche del 14 de mayo de 1811, los revolucionarios se dirigieron al cuartel. Velazco se enteró de ello e intentó averiguar lo que sucedía. Sin embargo, sus emisarios y los guardias se sumaron a los revolucionarios.

Los criollos se declararon en rebelión y ordenaron que cantaran las campanas. Ante este inusual llamamiento, la población acudió presurosa ante la Casa de Gobierno. Fueron varias horas de especulaciones, de un ir y venir de parlamentarios.

Siendo las tres de la madrugada del 15 de mayo, el teniente Vicente Ignacio Iturbe se dirigió a la casa del gobernador llevando las exigencias de los revolucionarios. Ante la indecisión de Velazco, los rebeldes dieron orden de llevar dos cañones y apuntarlos directamente a la Casa de Gobierno. Mientras, los pobladores observaban con curiosidad desde los alrededores.

Al notar la firme decisión de los compatriotas, Velazco aceptó las condiciones que le fueron impuestas.

JÓVENES PROTAGONISTAS

El historiador Luis Verón relata que la independencia fue una gesta protagonizada principalmente por “audaces veinteañeros”, la mayoría de ellos parientes entre sí. Comenta que el Brigadier Fulgencio Yegros fue el líder de la revuelta, estuvo secundado por sus hermanos José Agustín, Antonio Tomás, Anastasio y José Antonio Esteban Yegros, todos oriundos de Quyquyhó. Tenía 31 años en mayo de 1811.

Lea más: Independencia, una gesta de jóvenes De la conjura también participó Juan Bautista Rivarola Recalde, oriundo de Typychaty, quien tenía 28 años en ese entonces. Tuvo protagónica actuación tanto en las batallas contra las fuerzas comandadas por Manuel Belgrano como en la gesta revolucionaria que conquistó la independencia del Paraguay. Durante el primer Congreso nacional de 1811, fue el portavoz de la oficialidad revolucionaria.

Otro de los jóvenes destacados fue el entonces comandante de la guardia del Cuartel de la Maestranza de Artillería, Vicente Ignacio Iturbe, quien tenía 25 años en 1811. Además, lo acompañaron sus sus hermanos José Martín y Juan Manuel Iturbe, que también tuvieron protagonismo en la independencia nacional.

El siguiente protagonista fue Pedro Juan Caballero García, nacido en 1786. Siendo capitán e involucrado en la conspiración contra el régimen colonial español, y debido al descubrimiento del complot y la ausencia de los jefes superiores -Fulgencio Yegros y Manuel Cabañas-, asumió la jefatura militar de las fuerzas patrióticas.

Tampoco podemos olvidar a Fernando de la Mora, quien tenía 26 años en 1811 y al Capitán Mauricio José Troche, quien contaba con 25 años de vida en ese entonces.

LAS MUJERES DE LA INDEPENDENCIA

Dos mujeres tuvieron mayor protagonismo en la etapa independentista. En primer lugar, Juana María de Lara, quien participó activamente en la revolución de mayo pues actuó como enlace de los conspiradores con los oficiales de guardia del Cuartel de la Ribera y de la Maestranza de la Artillería.

«La mujer en el derecho colonial estaba bajo la tutela del varón sea su padre , su hermano o su marido por lo tanto las mujeres que intervinieron estaban vinculadas por lazos de parentesco como el caso de Juana María De Lara, quien era pariente de varios de los complotados y ejercía la mayordomía en la iglesia catedral un cargo honorífico y de prestigio en una sociedad donde la corona estaba unida al altar», destaca el historiador Herib Caballero Ocampos.

Al ser mayordoma de la Catedral, permitió hacer sonar las campanas de la Catedral de Asunción, con lo cual se anunció el movimiento revolucionario en contra de las pretensiones del gobernador Velasco.

Por otra parte, estuvo Josefa Facunda Speratti, quien era novia de Fulgencio Yegros. Se la conoce también como la «La novia de la Independencia», ya que vivía en la casa de los Martínez Sanz, actual Casa de la Independencia, lugar donde se realizaron las reuniones de los próceres de mayo.

Asimismo, pueden ser mencionadas Brígida Echagüe de Iturbe y Beatriz Fernández Montiel, esposa de Fernando de la Mora, señala Caballero Ocampos, especialista en la historia de la Independencia Nacional.

Por Abc Color

Deja un comentario