Japón derrota a una pálida albirroja

Paraguay cayó ante Japón en el primer amistoso disputado por fecha FIFA. El juego se desarrolló en la ciudad de Kashima y fue 2-0 la victoria de los locales ante una albirroja que mostró muchas falencias y a quien le costó muchísimo llegar hasta el arco de los nipones que fueron muy superiores. Mucho trabajo para Berizzo.

En Kashima fue el primer amistoso de la albirroja después de jugar la Copa América. Eduardo Berizzo apostó a una zona defensiva conocida con Juan Escobar de lateral derecho, Gómez y Balbuena de centrales y la novedad fue la inclusión de Iván Piris como lateral izquierdo. En el medio campo con Derlis González por derecha, Rojas y Sánchez como volantes marcadores y Miguel Almirón por izquierda. Antonio Sanabria y Brian Samudio eran los delanteros.

En los primeros minutos le costó a Paraguay tener el balón, Japón con una presión alta no le permitía la salida cómoda a los albirrojos que intentaban siempre salir por abajo pero debido a la presión japonesa optaban por los pelotazos para buscar a los delanteros.

Paraguay intentó algunas llegadas por el sector izquierdo por donde se movían Brian Samudio y Miguel Almirón. Japón parecía por momentos más rápido y la primera jugada de peligro fue un remate de Minamino que salió cerca del palo izquierdo de Fernández tras una buena jugada colectiva. Osako también probó a Fernández a los 17 minutos luego de una contra en una pelota que Paraguay perdió en el mediocampo.

Cuando los albirrojos pasaban el mediosector perdían fácilmente la pelota y los japoneses se venían con todo al ataque, con mucha gente. Así llegó el primero a los 23 minutos, una buena jugada de Nagatomo por izquierda, el balón llegó al medio donde Osako pudo definir sin marca. Paraguay tuvo un tiro libre un minuto después que no terminó bien y generó un contragolpe que pudo ser el segundo de locales, Fernández estuvo bien para controlar el remate.

Segundo que no tardó en llegar después de una buena jugada de Nakakima por izquierda, vio que un compañero entraba por derecha, lo habilitó de buena forma, el balón llegó al medio donde Minamino anotó el segundo.

Paraguay tuvo una llegada de peligro a los 36 minutos con una buena jugada de Derlis González y Brian Samudio, este último ingresó al área con mucho peligro y su remate fue desviado por el arquero. Fue la única llegada de peligro en la primera etapa para los paraguayos.

Japón manejaba el balón de muy forma, con mucha rapidez creaba muchas ocasiones de gol cerca del área albirroja. Berizzo recurrió a algunos cambios para la segunda etapa que hizo que Paraguay se pare mejor en el terreno de juego pero fueron por pocos minutos.

El deficit principal de Paraguay fue la tenencia del balón del medio para arriba, le costó muchísimo a los nuestros tener la pelota para poder generar alguna llegada con cierto riesgo para el arquero japonés, Almirón no apareció mucho y el medio fue sobrepasado por la velocidad de los jugadores nipones que en el segundo tiempo tuvo a Kubo, que juega en España y que creó varias jugadas de peligro.

En el segundo tiempo, Berizzo colocó a Iván Piris por la derecha, su lugar habitual para poner a Blas Riveros por la izquierda, también se produjo el debut de Ramón Martínez, el ex Guaraní. Pero no aparecieron, Paraguay estaba mostrando una pálida imagen en el partido en Kashima.

Los japoneses tuvieron más el balón, fueron mucho mejores que la albirroja y hasta se dieron el lujo de perdonar muchas jugadas de gol frente al arco de Junior Fernández. La velocidad de los nipones complicó mucho a los mediocampistas y defensores de Paraguay. Paraguay tuvo poco juego por las bandas y Miguel Almirón no apareció en casi todo el partido, el que mostró cosas interesantes fue Brian Samudio.

La albirroja irá a Jordania donde el martes al mediodia enfrentará a la selección local en Amman. Le espera muchísimo trabajo al entrenador argentino Eduardo Berizzo.

Eduardo Berizzo puso este equipo: Junior Ferrnández; Juan Escobar, Fabián Balbuena, Gustavo Gómez e Iván Piris; Derlis González, Rodrigo Rojas, Richard Sánchez y Miguel Almirón; Antonio Sanabria y Brian Samudio.

Fuente: Abc color