Gustavo Gómez podría volver a tiempo para la gran final de la Libertadores

El capitán del Palmeiras, el paraguayo Gustavo Gómez, no tendría -en principio- dificultades para recuperarse de la lesión que sufrió anoche y llegaría a pleno para el 30 de enero, cuando se defina en Río de Janeiro el título de la Copa Libertadores de América 2020.

La dolencia no tardaría más de 10 días en ser superada, tiempo suficiente para el jugador compatriota pueda restablecerse del todo y jugar la gran final de la Libertadores, donde el Palmeiras medirá a Boca o al Santos, que definen hoy su llave.

Antes de pensar en la final, Palmeiras volverá a jugar el viernes ante el Grêmio por el Campeonato Brasileño.///HOY