“En la ONU se reconoce al Paraguay como un país estable y confiable”

El jefe de misión ante el organismo, con sede en Nueva York, ejercerá en nombre del país una de las vicepresidencias de la próxima Asamblea General de las Naciones Unidas, que este año celebra 75 años.
El embajador Julio César Arriola Ramírez afirma con rotundez que Paraguay tiene la oportunidad de realizar aportes al multilateralismo en distintas capacidades, en una organización como las Naciones Unidas (ONU) de la cual es fundador y miembro activo, desde su creación hace 75 años, asegura. En setiembre, como todos los años, la Asamblea General de la ONU celebrará el 75º periodo ordinario de sesiones y, “evidentemente, la pandemia será el tema principal”, dice el jefe de misión de Paraguay ante la Organización, a quien le tocará ocupar una de las vicepresidencias en representación del país.

“La lucha contra el Covid-19 ha acaparado gran parte de la agenda multilateral, y si bien ha relegado otros temas de gran relevancia, ha creado una oportunidad para fortalecer este sistema”, afirma. En esta entrevista comparte la agenda que lleva Paraguay y recuerda las candidaturas que está postulando dentro de la ONU, entre las que se destaca la de miembro no permanente del Consejo de Seguridad en el año 2028, luego de 60 años.

–¿Cómo logró la representación paraguaya que se eligiera al país para ejercer una de las vicepresidencias de la Asamblea General de la ONU y cuál es la relevancia de este cargo temporal?

–Uno de los ejes de nuestra política exterior es la proyección del Paraguay como un actor relevante en el sistema internacional. Uno de los medios para lograrlo es la elección de nuestro país a cargos de relevancia en los foros y organismos de los que formamos parte. Asumir estas responsabilidades permite a nuestro país posicionarse en el centro de debate de los principales asuntos en la política internacional, actuando, al mismo tiempo, como una plataforma para compartir la visión nacional en los diversos temas.

Hace dos años y medio, el Paraguay decidió presentar su candidatura a una de las tres vicepresidencias de la Asamblea General correspondiente al Grupo de América Latina y el Caribe (Grulac). La candidatura recibió la aprobación de este grupo regional.

El 75º periodo de sesiones de la Asamblea General estará presidido por su reciente electo presidente, el embajador Volkan Bozkir, diplomático turco de vasta experiencia a quien tendremos el gusto de apoyar desde una de las vicepresidencias.

–¿En qué temas ha estado trabajando la representación de Paraguay ante la ONU en estos últimos años?

–Como Estado miembro de las Naciones Unidas, Paraguay tiene la oportunidad de realizar aportes al multilateralismo en distintas capacidades. Realizamos declaraciones en los diversos foros para marcar la posición nacional, ocupamos asientos en órganos subsidiarios para aportar a los esfuerzos temáticos y lideramos un conjunto de países para avanzar nuestros intereses comunes. Por ejemplo, durante el periodo 2018-2019 fuimos presidencia del Grupo de los Países en Desarrollo sin Litoral, que nos permitió representar a 32 países.

Nuestro país accedió en el 2019 a uno de los 54 asientos dentro del Consejo Económico y Social, órgano de las Naciones Unidas más conocido como Ecosoc. Fue elegido por votación de la Asamblea General por un periodo de tres años y participamos de manera activa en los exámenes de seguimiento y revisión de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible a nivel mundial. Hemos sido miembros del Consejo de Derechos Humanos hasta el año 2017.

También en el campo de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), acompañamos de cerca la ejecución del convenio de cooperación entre Itaipú Binacional y el Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de las Naciones Unidas (Undesa), que se enfoca en los ODS 6 “Agua” y ODS 7 “Energía”.

–¿De qué otras instancias forma parte actualmente el país o aspira integrar dentro de los órganos del sistema de las Naciones Unidas, especializados y subsidiarios?

–Bueno, asumiremos la vicepresidencia de la Cuarta Comisión encargada de los asuntos de Política Especial y de Descolonización. Asimismo, somos parte de diversos órganos subsidiarios intergubernamentales, como el Comité de Ciencia y Tecnología para el Desarrollo, el Consejo Ejecutivo de Unicef, la Comisión de Desarrollo Social, el Comité del Programa y la coordinación, el Consejo de Administración del Programa de la ONU para los Asentamientos Humanos.

En calidad de expertos, también hemos logrado estar representados dentro del sistema. Tenemos al embajador Óscar Cabello Sarubbi como juez en el Tribunal Internacional de los Derechos del Mar; a la doctora Tania Abdo Rocholl como miembro del Comité de Derechos Humanos; a la arquitecta Julia Maciel, como miembro de la Comisión Consultiva en Asuntos Administrativos y de Presupuesto de la ONU; al doctor César Tomás Arce, viceministro de la Secretaría Nacional Antidrogas, como experto independiente de la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes.

Ahora estamos abocados a la reelección de la doctora Tania Abdo y de la arquitecta Julia Maciel, así como en la campaña para volver a integrar el Consejo de Derechos Humanos en el año 2022. A largo plazo, tenemos el objetivo de ocupar una de las sillas, luego de 60 años, como Miembro No Permanente del Consejo de Seguridad en el año 2028.

–¿De qué manera se ve al Paraguay en este espacio multilateral de 193 Estados miembros?

–Paraguay es miembro fundador de la Organización, firmante de la Carta de San Francisco, y su actuación fue activa en la ONU desde entonces. Al Paraguay se lo reconoce como un país estable y confiable, defensor de los principios y promotor de los objetivos de la Organización.

–En la Asamblea General de la ONU se tratan diversos asuntos que van desde seguridad hasta el cambio climático. ¿Cuáles serán este año los grandes temas del periodo ordinario de sesiones?

–Evidentemente, la pandemia es el tema principal. La lucha contra el Covid-19 ha acaparado gran parte de la agenda multilateral, y si bien ha relegado otros temas de gran relevancia, ha creado una oportunidad para fortalecer el sistema.

Durante estos meses, los países nos hemos unido en la lucha contra este flagelo, para buscar tratamientos efectivos, una vacuna y la recuperación de la economía mundial.

Esto solo lo lograremos si permanecemos unidos, con un sistema multilateral robusto, con la cooperación de todos y por sobre todo la solidaridad hacia los más vulnerables.

Otros desafíos que preceden a la pandemia son el desarrollo sostenible y el cambio climático.

Uno de los ejes de nuestra política exterior es la proyección del Paraguay como un actor relevante en el sistema internacional.

Ante el Covid-19 los países nos hemos unido para buscar tratamientos efectivos, una vacuna, y la recuperación económica mundial./UH