Defensoría y las FF.AA. exigen multas para evitar el SMO

El defensor del Pueblo Miguel Godoy señaló que quienes no quieren o no pueden prestar el Servicio Militar Obligatorio deben pagar una multa de G. 400.000 por una única vez. Quedan exceptuados los de escasos recursos, dijo. Quienes desean baja militar y no pueden hacer el SMO, también deben pagar.

En una conferencia de prensa realizada ayer a la tarde, el defensor de Pueblo Miguel Godoy señaló que la Ley Nº 4.013 que reglamenta la Objeción de Conciencia y establece el servicio sustitutivo, deroga la ley Nº 569/75 del Servicio Militar Obligatorio (SMO).

Sin embargo, los militares insisten en que la ley del SMO, promulgada en 1975 por el dictador Alfredo Stroessner, sigue vigente, y que quienes no cumplen con la misma deben pagar multas de entre G. 1.600.000 a más G. 2.600.000

Ante esta insistencia, el defensor Godoy señaló que los jóvenes tienen la opción de gestionar la objeción de conciencia, y que para ello, deben presentarse en la Defensoría a solicitar el carnet correspondiente.

Este documento se emitirá sin costo alguno para los jóvenes cuyas edades estén comprendidas entre 18 y 26 años. Y, en contrapartida, para obtenerlo, deberán prestar un servicio a la comunidad, que pueden optar de entre 22 sugerencias.

En caso de no querer prestar el servicio comunitario, podrán abonar una multa de G. 400.000, por única vez, y luego acceder al carnet.

Las personas de escasos recursos, que tengan trabajo o estudio en curso, deberán hacer constar en una declaración jurada su imposibilidad de abonar la suma de G. 400.000 como requisito para acceder al carnet.

Según Godoy, la ley será aplicada a los 35.000 objetores en un plazo de seis meses de gracia, a partir del 1 de enero de 2019 y posteriormente se ampliará a los que cumplieron la edad requerida después de la promulgación de la reglamentación. Esto, para evitar la presentación de acciones de inconstitucionalidad por la irretroactividad de la ley.

De esta manera, la Defensoría, pretende captar objetores de conciencia y utilizar el dinero para solventar el servicio comunitario o construir dos albergues para niños en situación de calle.

Fuente: Abc Color

Deja un comentario