Crece la cantidad de casos de coronavirus en Brasil: San Pablo y Río de Janeiro le pidieron camas al sector privado porque temen el colapso de sus hospitales

Las señales de alarma se multiplican en los estados del país sudamericano, que este martes tuvo su peor jornada con 474 muertos. Se acerca el pico de la pandemia y las autoridades prevén que el sistema público no dará abasto para atender a los pacientes.
Los hospitales brasileños temen colapsar frente a la gran cantidad de casos de coronavirus que se siguen presentando a diario y los gobernadores están preocupados por la falta de camas y de material médico necesario para combatir la pandemia.

Las señales de alarma se multiplican en los distintos estados de Brasil. En San Pablo, hay al menos cinco hospitales con más del 75% de sus camas de cuidados intensivos ocupadas por pacientes con coronavirus y ese porcentaje se incrementa rápidamente.

Un estudio mostró que el sistema de hospitales municipales de la ciudad de San Pablo (capital del estado) podría colapsar muy pronto si no se toman medidas urgentes. Es por esa razón que, de acuerdo a lo que publica Folha este miércoles, el gobierno local está negociando con centros privados con el objetivo de que ellos pongan a disposición más camas para la atención de pacientes con Covid-19.

En Río de Janeiro la situación no es muy distinta. El gobernador Wilson Witzel, quien hace dos semanas anunció que contrajo la enfermedad, indicó que en su estado podrían faltar respiradores en el corto plazo. Allí, de acuerdo a lo que consignó O Globo, la preocupación también pasa por las camas y, ante el colapso del sistema sanitario, expertos sugieren la utilización de centros privados y que se hagan “lista de espera” para aquellas personas que no sufren coronavirus ni otra enfermedad complicada.

La semana pasada, la ciudad de Río publicó un aviso para alquilar 1.000 camas privadas, todas ellas de cuidados intensivos. El municipio propuso abonar una tarifa diaria de 1.600 reales (casi 300 dólares).

Según la Asociación Nacional de Hospitales Privados (ANAHP), el Estado de Río tiene 14.940 camas privadas, de las cuales 4.040 son de cuidados intensivos. La tasa de ocupación actual no se ha publicado.

En Amazonas (norte), con numerosas poblaciones indígenas que a lo largo de la historia han sido diezmadas por enfermedades traídas por colonizadores, madereros o mineros, el sistema de salud ya está tocando su límite.

“En realidad yo trato de no pensar en un colapso, porque el estrés sería muy grande. Pero cuando pienso, pienso en las muertes que vamos a tener acá”, confiesa la doctora Valdilea Veloso, directora del Instituto Nacional de Infectología Evandro Chagas, en la línea de frente contra la pandemia en Rio de Janeiro.

Veloso corre a contrarreloj: necesita respiradores, máscaras de protección y personal médico antes de que la Covid-19 entre en su fase de propagación máxima, esperada para estas fechas.

El Ministerio de Salud de Brasil informó este martes que el número de muertes por coronavirus en el país ha llegado a 5.017, lo que supone un aumento de 474 en las últimas 24 horas, y que los casos confirmados ascienden ahora a 71.886.

La cifra de decesos comprobada desde la víspera es la mayor en una sola jornada en el país y lo mismo ocurre en relación al aumento de los contagios, que fueron 5.385 nuevos desde este lunes.

El número de muertos en Brasil ha superado en esta jornada a los ya contabilizados en China, donde se originó la pandemia y que son 4.643, según los datos oficiales divulgados por ese país y que constan en el balance de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La cifra de personas muertas, sin embargo, podría ser peor, ya que, de acuerdo al Ministerio de Salud de Brasil, existen 1.156 fallecimientos a la espera de los resultados de los análisis de laboratorio y que se sospecha que pudieran obedecer a casos de coronavirus.

El balance dice también que, hasta hoy, 32.544 de los pacientes tratados en el país por el patógeno ya se han recuperado.

POR INFOBAE