Controles más estrictos desde hoy: “A los inadaptados se les garrotea”, advierte Acevedo

El ministro del Interior, Euclides Acevedo, advirtió que a los inadaptados se los “garroteará” y se los llevará a la comisaría. El fin de semana hubo 130 detenidos y los controles se reforzarán hoy con la combinación: policial-militar-fiscal. También se buscará regular las aglomeraciones frente a los supermercados.

“Desde hoy habrá una combinación entre fuerza policial, militar y Fiscalía para hacer un cumplimiento más estricto del régimen sanitario”, anunció el ministro del Interior, Euclides Acevedo, en conversación con la 730 AM.

En tal sentido consideró que si bien la presencia policial ayuda, la gente siente mayor temor a un fiscal, porque sabe que una imputación ya implica un proceso más extenso y la posibilidad más concreta de una multa.

Acevedo aclaró que la mansedumbre ciudadana civilizada no merece ninguna reacción violenta, pero que los que se dedican exclusivamente a alterar el orden tienen que recibir todo el peso de la ley. “Los que sí se merecen son los inadaptados, a los inadaptados lastimosamente se les garrotea”, subrayó.

El secretario de Estado ordenó que quien altere el orden sea trasladado directamente a la Comisaría jurisdiccional y puesto a disposición del Ministerio Público. De hecho, entre el sábado y el domingo se registraron 130 detenciones.

En cuanto a las aglomeraciones frente a los supermercados, Acevedo se reunirá esta mañana con Christian Cieplik de la Capasu, a fin de coordinar una organización de las personas que forman fila en los alrededores, pese a que se garantiza el abastecimiento.

CÁRCELES YA NO RECIBIRÁN PRESOS

La ministra de Justicia, Cecilia Pérez, suspendió las visitas a todas las cárceles y pidió no admitir nuevos reos durante este periodo de cuarentena, para evitar el ingreso del Covid-19 a las penitenciarías.

Sobre este punto, Acevedo reconoció que no puede tener “una docena de gansos” en una comisaría, por lo que analizará implementar las detenciones coercitivas en las casas, con controles constantes./HOY