Con el escenario actual, Asunción, Central y Alto Paraná no avanzan de fase, según Mazzoleni

El ministro de Salud, Julio Mazzoleni, aseguró que, así como está el panorama actual en nuestro país, es muy poco probable que Asunción, Central y Alto Paraná avancen a la siguiente fase de la cuarentena inteligente, sobre todo por el número sostenido de casos de COVID-19.

En entrevista con ABC TV, el ministro de Salud Pública habló sobre la situación actual de nuestro país en cuanto a la pandemia de COVID-19 y expresó su preocupación por el incremento diario de casos positivos.

Por ello, volvió a reiterar que el cumplimiento de las medidas preventivas ayudará a evitar la propagación de la enfermedad, sobre todo actuando “como si fuéramos portadores del virus” y no exponiéndonos a menos que sea necesario.

Al ser consultado sobre la situación en Asunción, Central y Alto Paraná, aseguró que viendo el escenario actual no estarían avanzando a la próxima fase de la cuarentena inteligente. “Sería imprudente avanzar a la fase 4 en estas zonas”, expresó.

Así como están las cosas, Mazzoleni considera que sería un despropósito tomar esta decisión, inclusive si es que se analiza a quienes están vinculados a la actividad económica ya que eso podría acarrear un riesgo para avanzar de fase.

“Tenemos que extremar todos los cuidados para cuidar la fase actual y luego plantearnos el avance a la siguiente fase”, manifestó durante la entrevista.

En lo que respecta a las demás regiones que ya están en fase 4, indicó que lo más prudente es hacer una evaluación zona por zona, dado que hay realidades muy distintas en cada lugar. Ciertos factores como la densidad poblacional o la conexión entre ciudades entre sí podrían tenerse en cuenta para ello. “Entre 70 o 100 casos a lo mejor en Asunción no son muchos pero sí en otro lugar del interior”, acotó.

Sobre la situación de las camas hospitalarias, confirmó que en total existen 1.250 camas convencionales para internación en todo el sistema de salud, con una ocupación actual del 30%. Pese a brindar este dato, no precisó la cantidad específica de camas para pacientes COVID-19 ni cuántas son las que están ocupadas hoy día.

Mazzoleni también fue abordado sobre el desarrollo de una vacuna para el COVID-19 y destacó el acuerdo logrado con la Organización Mundial de la Salud (OMS) gracias al proyecto COVAX para garantizar el acceso a una posible vacuna contra el coronavirus.

Según adelantó, a fines de septiembre se podría tener una evaluación de resultados de los ensayos clínicos y en octubre quizás ya se avance incluso a la etapa de producción, dependiendo de lo que acontezca. “Todos vemos con mucha esperanza que esto se proyecte para adelante”.

Al ser consultado sobre en qué momento se podrá decir que “lo peor ya pasó”, el ministro de Salud sostuvo que eso podrá ocurrir cuando se registre una disminución de casos por día (por ejemplo, con menos de 100 positivos)o cuando haya un aumento en la disponibilidad de camas de internación./HOY