Un hombre irrumpió en una marcha feminista al grito de “Ahora a casa a hacer la cena”

La increíble respuesta machista se produjo durante una concentración en España. Miles de mujeres se juntaron hace algunas semanas en diferentes ciudades del mundo para denunciar los abusos, la violencia sexual y el machismo​. El ritual siempre es el mismo: se tapan los ojos con una venda negra y cantan a coro una canción: “Y la culpa no era mía, ni dónde estaba, ni cómo vestía”. Todo eso mientras bailan una sencilla y coordinada coreografía.

Leer más