Cárdenas ya está en Tacumbú

El extitular del Indert, Justo Pastor Cárdenas, ingresó poco después de las 15:00 a la Penitenciaría Nacional de Tacumbú, por la causa que afronta por supuesto enriquecimiento ilícito.

El extitular del Indert ya está tras las rejas de Tacumbú, donde permanecerá con prisión preventiva por los hechos punibles de enriquecimiento ilícito en la función pública y lavado de dinero.

Con este hecho, Cárdenas pasa a convertirse en el interno número 3.245 de Tacumbú.

Poco antes de entrar a la prisión, Cárdenas dijo que su detención se produjo por “orden superior”. Al consultársele si se refería a que es un perseguido político, respondió: “No quiero decir eso porque suena trillado, pero si quiero que haya justicia”.

Rodolfo Gubetich, abogado defensor de Justo Cárdenes, declaró que su cliente es inocente de todos los hechos de los que se lo acusa. Denunció que se omitieron las pericias de manera maliciosa para afectarlo.

El letrado hizó énfasis en que la Fiscalia no tuvo en cuenta la pericia, que es un instrumento de defensa. Alegó que los hijos de Cárdenas tienen capacidades económicas a partir de la sucesión de sus abuelos. También destacó que estos recibieron una importante herencia, un activo con bienes incorporados, lo que justifica todos los bienes que poseen.

En otro punto acusó a la fiscala Susy Riquelme de tener un error base en el que confunde la persona de Justo Cárdenas con lo que es la sociedad empresarial de la que es accionista. “Ella presume que este dinero le pertenece a Justo Cárdenas, cuando estos son de la sociedad”, señaló.

El expresidente del Indert está imputado por enriquecimiento ilícito en la función pública y lavado de dinero.

Por Abc Color

Leave a Comment