Becas EBY: ¿Por qué siempre se les deja atrás a los jóvenes misioneros?

Desde varios años, los becarios itapuenses vienen recibiendo 4.000.000 de guaraníes cada uno, mientras tanto, el becario misionero injustamente solo percibe 3.000.000 de guaraníes. El Gobernador de Misiones Ing. Carlos Arrechea presentó un proyecto de equiparación, pero el Director de la EBY Nicanor Duarte Frutos todavía no resolvió, sin embargo, en Itapúa ya se anunció otro aumento de 1.000 millones para el programa becas 2019.

Es injusto desde todo punto de vista, no puede ser que un ente del estado, haya distribuido de esta manera la plata pública, no existe una explicación lógica, más que de lo político, la fuerza política itapuense, hacía que la mayor cantidad de beneficios desde la binacional, siempre sea para ellos, hasta en becas, pero este año, Nicanor Duarte Frutos debe hacer honor a su discurso de austeridad en la administración de la EBY.

Desde la Gobernación de Misiones ya se hizo pedido de ampliación, ahora se aguarda el anuncio de la aprobación que es lo que corresponde.

En la pagina oficial de Yacyretá, se publicó hace dias que el aumento en cuanto al monto para los becarios del vecino departamento, en los siguientes términos.

La Entidad Binacional Yacyretá (EBY), durante un acto realizado en la Gobernación de Itapúa, anunció hoy una importante modificación al sistema de selección de jóvenes para acceder a becas, de tal forma a facilitar que una mayor cantidad de estudiantes provenientes de familias de escasos recursos accedan al beneficio.

Al mismo tiempo, el ente destinará G. 1.000 millones más a este beneficio social, lo que permitirá que al menos 1.300 jóvenes tengan la posibilidad de seguir sus estudios universitarios en las diversas casas de estudio con sede en el séptimo departamento del país. En el 2018, benefició a un total de 1.100 estudiantes con una inversión de G. 4.400.000.000.

Y para Misiones que?

Un comentario sobre «Becas EBY: ¿Por qué siempre se les deja atrás a los jóvenes misioneros?»

  1. Anónimo

    Y que podes esperar de Nicanor?

Deja un comentario