Batalla contra las aguas para evitar aislamiento de Alberdi

ALBERDI. Las máquinas y hombres de la vialera Heisecke S.A. trabajan sin pausa en el acceso a Alberdi, tratando de evitar que esta ciudad quede aislada por tierra, ante el embate de las aguas del río Paraguay.

La altura de la fecha es de 7,43 metros y ascendió 3 centímetros. “Es una lucha titánica en la que concentramos todos nuestros esfuerzos y esperamos lograr el triunfo”, afirmó el ingeniero José Luis Heisecke, responsable de la empresa constructora.

Indicó que la situación más crítica se da en un tramo de 3 kilómetros, donde el agua esta al borde del terraplén e incluso la estructura fue rebasada días atrás. Indicó que es una tarea muy complicada ya que es casi imposible conseguir el material necesario por el anegamiento de los terrenos cercanos.

El empresario indicó que aprovechan los días de sol para elevar al máximo la ruta y esperaban que ya no se registren lluvias de gran volumen. “Nos sentimos parte de Alberdi y agradecemos las voces de aliento que nos dan los pobladores en esta complicada circunstancia”.

Valoró también la preocupación del ministro Arnoldo Wiens, por estar pendiente de esta lucha contra el río. Explicó que el punto más frágil está situado a unos 3 kilómetros de la ciudad y la tarea no tiene pausas, ya que la riada no da respiro a los trabajadores.

Refirió que los datos que se tienen de la reducción del ritmo de la crecida en los puertos del centro y norte son alentadores y aguardan que el clima en la zona no obligue a pausas en la tarea. Recordó que desde el inicio de los trabajos se han verificado casos similares debido a inundaciones anteriores, y que incluso, el agua había llegado a invadir el campamento de la empresa, por lo que ya tienen experiencia con este tipo de eventos.

“El río nos plantea este desafío, pero no vamos a quedar de brazos cruzados. Esperamos ganar esta última batalla”, concluyó Heisecke. El asfaltado de la vía Villeta (Kilómetro 40)- Alberdi, se encuentra en su etapa final. La pavimentación está concluida hasta sólo 10 kilómetros de la ciudad comercial de Ñeembucú.

Precisamente en el tramo en el que aún siguen los trabajos, se da la titánica batalla contra las aguas del río, que sería la última, considerando que para los primeros meses del próximo año la obra estaría concluida.

La última gran riada que aisló Alberdi, e incluso amenazó inundar su casco céntrico, se registró a fines del 2015 e inicios del 2016, cuando el río llegó a una marca máxima de 9, 81 metros (5 de enero). En aquella oportunidad, la Secretaría de Emergencia recomendó la evacuación de la ciudad por razones de seguridad, considerando que un sector del muro de defensa había colapsado meses atrás.

Fuente: Por Clide Noemí Martínez, corresponsal de Abc Color

Deja un comentario