Aprueban la ley de paridad

En coincidencia con el Día Internacional de la Mujer, el Senado aprobó en general el proyecto de Ley de Paridad, que establece un cupo obligatorio de 50% para mujeres en cargos electivos. Aún resta el estudio en particular y su consideración en Diputados.

La Cámara Alta aprobó en general la ley de Paridad Democrática, con 32 votos a favor, siete abstenciones y seis votos de rechazo. De esta manera, las mujeres podrán candidatarse a espacios de decisión política en igual porcentaje que los hombres.

“Es una gran victoria de todas las mujeres articuladas, de todos los partidos políticos. Una articulación del trabajo de 4 años”, afirmó Lilian Soto, mientras las representantes de organizaciones sociales y políticas que acompañaron el debate celebraron la aprobación del proyecto de ley al grito de «¡mujeres unidas jamás serán vencidas!».

Luego de la aprobación en general, se inició un debate de si esto podría ser aplicado a las internas partidarias o a las elecciones generales, para las cuales algunos coincidieron la ley de paridad no sería aplicable.

Por su parte, el senador Eduardo Petta explicó la razón por la cual se abstuvo de votar. Dijo que con la ley se podría vulnerar la voluntad popular para las elecciones generales en unas internas en las que puede salir primero un hombre pero por la ley de paridad debe ser desplazado por una mujer, por lo que iría en contra del sistema d’Hondt, utilizado actualmente.

Esperanza Martínez retrucó y aseguró que no se va a ir en contra de la voluntad popular porque la confección de las listas para las internas son resultado de un acuerdo político y no popular.

Petta reiteró que “luego de escuchar a la doctora Esperanza Martínez (a quién se acercó personalmente), ella me señala lo siguiente: que para la aplicación del artículo 13 que por paridad debe ser un hombre, una mujer, un hombre una mujer… Doy otra vez un ejemplo: la lista de Honor Colorado ganó un hombre; el primero es Horacio Cartes, el segundo tiene que ser mujer, según lo planteado por Esperanza Martínez, entonces de Añetete no puede ir el primero, no puede ir Castilloni, tengo que encontrar a la primera mujer, entonces ahí le encuentro a Blanca Ovelar y debo desplazar a todos, porque debo respetar la ley de paridad”, explicó.

El senador insistió que la ley es de cumplimiento imposible. “No veo éxito en esta normativa. Debemos modificar este reglamento de manera a que sea aplicable a la proporcionalidad vigente y anular el artículo 13 que sanciona a los partidos que no lo cumplan”, indicó.

Fuente: Abc Color

Deja un comentario