Advierten sobre uso de termómetros industriales

Sebastián Villalba, técnico en seguridad ocupacional, advirtió sobre el uso de termómetros industriales para medir la temperatura corporal. Mencionó que “la situación que enfrentamos por la pandemia del coronavirus creó la necesidad de disponer de termómetros de precisión óptica, para evitar el contacto físico con otras personas” pero dio a entender que los mencionados no son precisos.

El técnico en seguridad ocupacional sostuvo que en nuestro mercado es difícil conseguir termómetros ópticos de uso clínico, por no decir imposible. Sin embargo, ante la necesidad de controlar la temperatura, sin entrar en contacto con las personas, “se están ofertando termómetros infrarrojos de uso industrial”, indicó.

Esto se debe a que las altas temperaturas corporales son uno de los principales síntomas de la enfermedad que causa el covid-19. Acotó que el problema es que estos equipos no son de uso clínico. «Se emplean para medir temperaturas en objetos, por ejemplo en una caldera”, ejemplificó.

Explicó que “se puede necesitar medir la temperatura en una caldera, de 500 o 600 ºC. Y aquí tenemos el problema: los termómetros industriales tiene un rango de error de 2 o 3 ºC. En una caldera con 500 ºC, dos grados menos no representa mucho, en cambio en una persona sí”, detalló.

Mencionó además que “los termómetros industriales están calibrados para medir temperaturas muy altas. Según la ficha técnica de equipos que recibimos en nuestra empresa el día de hoy, sábado, el catálogo advierte de una diferencia de dos grados en la precisión”.

Sebastián Villaba, también instructor en Atención Prehospitalar Avanzada, insistió en que los termómetros industriales no sirven para uso clínico. “Este equipo puede indicar que una persona tiene 37 ºC cuando en realidad la temperatura corporal real puede ser 39 ºC”.

Recalcó que estos equipos se están vendiendo muchísimo en el mercado local. “Puede que el vendedor de un equipo industrial no sepa del resultado de esta calibración pero una farmacia o un proveedor de equipos médicos sí tiene la obligación, profesional y legal, de advertir que el termómetro industrial no puede tener un uso clínico”, señaló.

Entre los termómetros infrarrojos industriales de mayor venta en nuestro mercado mencionó a Profield, Trooper y UNI-T. Por último, mencionó que “los termómetros industriales costaban hace seis meses G. 70.000, hoy no bajan de G. 350.000. Y no sirven para lo que se pretende, que es medir la temperatura corporal”.|ABC COLOR